Diseño de oficinas; De la oficina enferma a la que hace crecer

Share on linkedin
Share on google
Share on facebook
Share on twitter
Diseño de oficinas; De la oficina enferma a la que hace crecer

Más allá de la salud, el bienestar y la productividad… el crecimiento personal y empresarial en la oficina.

“Gracias a su plasticidad, el cerebro se convierte en aquello a lo que le acostumbramos: si nos enfadamos todo el tiempo, las correspondientes redes neuronales se reforzarán en la mente. Si cultivamos el altruismo y el equilibrio emocional, las correspondientes redes cerebrales se reforzarán”.


Matthieu Ricard, doctor en Biología Molecular por el Instituto Pasteur de París, monje budista en un monasterio de Nepal, traductor del Dalai Lama y reconocido como «el hombre más feliz del mundo» tras un estudio realizado por la Universidad de WisconsinMadison

El Síndrome del Edificio Enfermo cursa como “situaciones en las cuales los ocupantes de edificios experimentan efectos de salud e incomodidad que parecen estar relacionados con el tiempo que pasan dentro del edificio y que desaparecen cuando abandonan el mismo”.

Los síntomas que caracterizan el SEE incluyen “dolor de cabeza; irritación de ojos, nariz y garganta; tos seca; piel seca; mareos y náuseas; dificultad para concentrarse; fatiga; y sensibilidad a los olores”.

La aparición del Síndrome del Edificio Enfermo se ha relacionado durante mucho tiempo con la reducción de la ventilación en edificios, impulsada por el deseo en el diseño de oficinas de aumentar la eficiencia energética en los años 70 y 80 pero este año podemos ampliar de manera dramática el repertorio de los perjuicios que causa, no ya un edificio enfermo, sino uno no saludable del todo, a los trabajadores y, al contrario, los beneficios inmensos que una oficina informal, en red y dinámica, proporciona a los empleados y a la empresa. Recordaremos, otra vez, que las primeras encuestas desde que comenzó la pandemia que nos asola, indican que un 70% de los trabajadores prefieren un sistema mixto oficina-hogar para trabajar.

Diseño de oficinas; De la oficina enferma a la que hace crecer

Ofité en la reforma del Cai Guo-Qiang´s studio en New York por el socio de OMA, Shoei Shigematsu. Imagen de Oma Office Work.

Si convenimos en que “el camino interior o felicidad, se basa en tres pilares: una práctica espiritual, la que sea; amigos de los buenos y generosidad” (Alexandre Jollien, filósofo) estaremos de acuerdo también en que nuestras oficinas pueden llegar a ser el lugar ideal para desarrollar estos hábitos y convertirse en una variante del hogar, es por ello, el papel tan importante del diseño de la oficina. Esto también nos permite entender a la empresa moderna y su crecimiento a base de una continua reflexión sobre sí misma, alianzas con la otras compañías y un cariñoso trato a empleados, clientes, sociedad, medio ambiente y desfavorecidos que debe plasmarse en el diseño de oficinas.

Diseño de oficinas; De la oficina enferma a la que hace crecer

Tatami para tomar el té y  jardín de bambú en la reforma del Cai Guo-Qiang´s studio en New York por el socio de OMA, Shoei Shigematsu. Imagen de Oma Office Work.

Ocurre que una creciente evidencia indica un vínculo entre la productividad y el bienestar de los empleados y que el malestar aumenta sustancialmente la probabilidad de resultados comerciales negativos, que pueden ser observados en forma de costes directos relacionados con la salud, así como el deterioro del rendimiento comercial. Existe una relación estadísticamente significativa entre los programas exitosos de salud y productividad propugnados por Recursos Humanos y la rentabilidad de las empresas, entendida como: mejores resultados comerciales, menores gastos médicos, una mejor efectividad de la tarea, y reducciones del tiempo perdido.

Por último, apoyando esta evidencia, Jan Karel Mak, CEO of Deerns sentencia: «un edificio sostenible debe ser eficiente desde el punto de vista energético, sin embargo, un edificio que mejora la productividad ofrece ahorros mucho mayores. Hace veinte años teníamos inquilinos, ahora tenemos clientes. En veinte años, tendremos invitados

Share on linkedin
Share on google
Share on facebook
Share on twitter

¿Le llamamos?

Si tiene cualquier duda, rellene el formulario y nosotros le llamamos.