Una reforma de oficina, tres retos constructivos

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

ANTANA finaliza la reforma de una oficina en el centro de Madrid.

El cliente, una consultoría informática de primera línea, adjudicó a Antana la reforma integral de su oficina en Madrid, planteando tres retos constructivos:

  • El espacio con el que Antana se encuentra está definido por los muros acorazados del edificio original. El lugar lo ocupaba antes una embajada lo que explica la necesidad de este potente blindaje. Ahora ya no era necesario; había que demolerlo.
  • La actividad del cliente requiere espacios de trabajo abiertos – open space. Este nuevo concepto de oficina corporativa se está imponiendo en las grandes ciudades. Apertura, fluidez, agilidad, modernidad… La dinámica de negocio implica poco tiempo para tomar decisiones. Se impone actuar con reciprocidad, pero de manera rápida y eficaz. Nacen, como respuesta a esa demanda, nuevos espacios, zonas de encuentro para que los equipos interactúen en tiempo real, sin cortapisas, ni barreras mentales ni arquitectónicas.
  • La ejecución de la reforma de la oficina debe mantener el non stop working. Es decir, es imprescindible que los empleados de la consultoría no dejen de trabajar durante el transcurso de las obras.

Los retos del proyecto de esta reforma integral de oficina estaban planteados. Comenzaba la resolución:

  • La existencia de muros acorazados pedía una demolición completa -y compleja- de la antigua oficina existente, en aras a dejar el local en bruto con estructura de pilares vistos. Los muros tenían chapones de acero de 1,5 cm. Tras demolerlos, había que realizar nuevas instalaciones de climatización, electricidad, trasmisión de datos y protección contra incendios, así como una nueva tabiquería de cartón-yeso y vidrio, acabados en suelo, paredes y techo.
  • El color es protagonista en lienzos y mobiliario con lo que se proporcionan altas dosis de dinamismo y optimismo. Para aprovechar la luz que conlleva la orientación del mediodía, se optó por una distribución open space, por medio de vidrios mitad transparentes mitad traslúcidos, que favorece el fluir de las ideas y el que estas se compartan en las zonas de reuniones informales. Destaca entre ellas la zona de encuentro orientada para introducir en ella una enorme cantidad de inspiradora luz solar.
  • La actividad de la consultoría no podía parar. Mientras se resolvían las obras a un lado, los empleados y la actividad seguía intacta en el otro ala. Semanas después, el espacio, sin alterar el día a día de la oficina, se había transformado en un nuevo ámbito open space, la tendencia del momento, que, además de moderna y resolutiva arquitectónicamente, es demostradamente eficaz en niveles de productividad. Una vez finalizada la implantación de las oficinas en esta zona, se realizó el traslado del personal de la compañía, que continuaba trabajando en el local contiguo, para así dar comienzo a las obras de este segundo área, aún sin acometer, siguiendo la misma línea de los trabajos previamente ejecutados. Por último se realizó la unión de ambos locales mediante la recepción común

En total se rehabilitaron 950 m2 en un plazo de mes y medio por cada una de las dos fases, cumpliendo los objetivos marcados por el cliente.

Más detalles en nuestro canal de Youtube:

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

¿Le llamamos?

Si tiene cualquier duda, rellene el formulario y nosotros le llamamos.